• Xalapa, Veracruz
  • 09/Ago./2022

SE DERRUMBA LA ADMINISTRACION DEL DR. JESUS LANDA HERNÁNDEZ

En casi sus primeros 100 días, el ex Unidad Ciudadana Jesús Landa no tiene resultados para presumir ni para cacarear a la población. Las polémicas en cuanto a promesas incumplidas ya lo sepultaron. Bien dicen por ahí que si no tienes una marca política, la oposición se encargará de crear una por ti. Y le han hecho un buen traje.

Es un Alcalde babas, aburrido, desfasado, sin narrativa definida y sin sello propio.

Su gabinete se fragmenta entre novatos, primerizas, inexpertos, amistades de la época preparatoriana, recomendaciones por sus asesores, precoces aspirantes y ex priistas que antes se la pasaban despotricando contra Andrés Manuel López Obrador.

Esa ensalada entre lo indeseable y lo inconveniente ya le provocó tumores a su Administración y ronchas a su proyecto de supuesta unidad. Ni una cosa ni la otra: Jesús Landa ya se atoró entre su mística priista arcaica y su disfraz de morenista irredento.

Para las y los obradoristas de corazón, se trata de un priista de clóset, de un monaguillo del PRI-Yunez que simuló ser admirador de Obrador.

Dentro del Ayuntamiento, sólo tiene morenistas-porristas que no intervienen cuando la oposición lanza críticas y latigazos, morenistas sin peso político que más bien parecen maniquíes. Por ejemplo, dejaron que la imprevista acusación contra el primo extesorero, Ivan Landa, se hiciera madura y se diera la primera posibilidad de reajustar el staff municipal y haciendo despidos injustificados y al mismo tiempo colocando a Mayo Peternell al frente de la Tesorería, todavía que arrojara resultados desastrosos en la Dirección del Hospital Civil de Coatepec en dónde se lleno a manos llenas y de no dar el ancho en la Secretaría del Ayuntamiento por no saber cabildear.

Si la Administración de Lino no dejó ni un peso y con deuda, Jesús Landa dijo “quítate que aí te voy” y empezó a rellenar el gabinete con perfiles más corruptos y, basándose en “puro tanteo” y el clásico “aí se va”.

Jesús Landa se estampa contra la pared.
No tuvo buena apertura comunicacional.
No sabe cómo quiere ser recordado.
No ha checado para qué le alcanza.
No tiene sello propio.
No puede organizar un equipo de trabajo.
No se la ha visto ni una obra.
Jesús Landa no es lo que prometió en Campaña.

right